Foto: Emergencias Sevilla.

La Policía Local de Sevilla ha abierto una investigación tras el abandono de 18 perros en un parque infantil en la confluencia de Avenida del Valle con calle Tharsis, dichos perros pertenecen a un cruce de razas potencialmente peligrosas.

El abandono de los perros se produjo en la madrugada del lunes 7 de enero. La Policía Local fue la primera en llegar al lugar de los hechos y se encontraron con testimonios que aseguraban que los animales los dejaron entre las cuatro y las siete de la mañana. Se trata de los canes, un cruce de dos razas catalogadas como potencialmente peligrosas: el American Stafford y el Presa Canario.

Tras la llegada de la Policía acudieron los profesionales del Zoosanitario que tomaron las  medidas necesarias para sacar a todos los perros del recinto, que quedó cerrado al público como medida de precaución. Al parecer los perros no dieron ningún tipo de problema a la hora de ser trasladados al vehículo del Zoosanitario, sin embargo se encontraban muy asustados.

Una vez trasladaron los perros a las instalaciones del Zoosanitario Municipal, los técnicos comprobaron que estaban en buenas condiciones, sin ningún tipo de signo de lesiones. Una de las características de todos ellos es que no llevaban microchip; por lo que no se pudo identificar a su propietario. Se barajan hipótesis del motivo del abandono, una de ellas es que el dueño no pudiera seguir manteniéndolos.

La Policía Local sospecha que fueron abandonados desde una furgoneta, por eso solicita la colaboración ciudadana para localizar al responsable del abandono. Se busca una furgoneta o vehículo similar, además cabe la posibilidad de que los canes procedan de fuera del municipio sevillano.

Cabe la posibilidad de que el dueño abandonó a los perros con intención, dado que los dejó en un sitio que sabía que iban a ser recogidos como es el parque donde acuden muchos usuarios de mascotas desde primera hora de la mañana. Parece ser que existía un posible interés en que los canes no sufrieran ningún tipo de daño dado que no se deshizo de ellos en mitad de una carretera.

Una cruda realidad

Este abandono es especialmente grave por varias razones, la primera es que comprometía la integridad de las personas, especialmente la de los menores, al tratarse de un parque infantil. La segunda por la cantidad de perros y por el tipo de raza. Y por último, el tercero porque el abandono animal es de por sí deleznable.

Tras lo ocurrido tanto Guardia Civil como Policía Local han lanzado mensajes de concienciación sobre la responsabilidad que conlleva regalar una mascota por Navidad. En estas fechas se visualiza un aumento de las cifras de abandono porque los usuarios no quieren mantener a los animales.

Por motivos como este, cabe recordar que para tener un perro de razas peligrosas es necesario contar con la licencia preceptiva que exige una serie de requisitos, como la mayoría de edad.