Así como los humanos deben cambiar de alimentación dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentren, ocurre lo mismo en el caso del pienso para perros y gatos. Por ejemplo, los cachorros tienden a requerir una dieta con mayor proteínas y calorías debido a su condición de crecimiento. Mientras que por otro lado, cuando estos alcanzan ya una edad promedio de 7 años (tanto para perros como gatos), la dieta se basa en consumir menos calorías y más fibra.

Factores que condicionan la dieta de las mascota

Existen distintas situaciones que nos llevan a realizar un cambio de pienso para perros y gatos. Esto se debe a diferentes factores que vamos a explicar a continuación:

  • Si hay necesidad de que tu mascota engorde o adelgace: dependiendo de su condición física vas a tener que hacer una modificación del mismo ajustándose a las necesidades específicas. En el caso de que deba ganar peso debe seguir una dieta a base de proteínas, mientras que cuando deba perder peso lo hará consumiendo un pienso bajo en grasas.
  • Si padece alergia: en el caso de que se rasque mucho o que el pelaje pierde brillo y se muestra parcheado, se recomienda llevar una dieta abundante en ácidos como el omega-3 y omega-6.Pero, no dudes en estos casos consultar con tu veterinario de confianza.
  • En el caso de presentar problemas gastrointestinales: esto lo podemos descubrir a partir del olor y consistencia que presentan sus heces. Por lo que se debería optar por un cambio de pienso para perros o gatos que tenga en cuenta sus estómagos con mayor sensibilidad.

¿Cuál sería la mejor manera de hacer esta transición del pienso para perros?

Existen muchos métodos e hipótesis para este tema, pero realmente el que ha dado mejores resultados para las mascotas, es que sea un cambio de forma gradual. Es decir, haciendo una mezcla del pienso para perros nuevo con el viejo para evitar que se desarrollen alergias o intolerancias, para no tener que recurrir de urgencias al veterinario ni al uso de medicamentos de clasificación argelical.

¿En qué consiste este método?

Se estima que el periodo eficaz para hacer este cambio es de una semana, en el que cada día que pasa se va introduciendo en mayor cantidad el pienso nuevo hasta llegar al séptimo día que en su totalidad el alimento sea nuevo. Existe la opción de que el cambio en la alimentación del perro o del gato se prolongue más días dependiendo de la evolución de tu mascota.

Días 1 y 2

La ración para este periodo de tiempo será de un 75% del pienso anterior y el porcentaje restante correspondería al nuevo. Estos primeros días son cruciales para observar cómo recibe este nuevo alimento. Si no presenta algún cambio negativo, se continúa con el método.

Días 3 y 4

En estos días se deja la mitad del alimento viejo y se introduce la otra mitad con el nuevo. 

Días 5 y 6 

Aumentamos a un 75% el cambio de pienso para perros o gatos nuevo en la ración, para solo dejar un 25% con el alimento que anteriormente consumía.

Día 7 

Ya para esta jornada le suministras a tu mascota el nuevo pienso para perros o gatos en su totalidad

Todo sobre el cambio de pienso para perros

Como hemos visto, el cambio de pienso de tu mascota no es inmediato por lo que debes tener paciencia mientras se desarrolle.  Debemos estar muy atentos a cualquier cambio que estos puedan presentar durante este proceso y ayudarlos para que sea lo más cómodo para ellos. Para mayor información no dudes en contactarnos en cualquier momento.