Vamos a enumerar sobre estas líneas algunos consejos prácticos sobre las características que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una mascota. Haremos referencia sobre todo al aspecto sanitario, lo que redundará en la compra de un animal sano y carente de peligro para nuestra salud.

Consejos para comprar una mascota

En primer lugar deberemos dirigirnos a un establecimiento de confianza en el que nos den garantía sobre el animal que vayamos a comprar y nos emitan una factura por la compra, documento que nos servirá para posibles reclamaciones en caso de existir algún inconveniente. No compremos a vendedores de procedencia dudosa y a los que no podremos localizar en caso de tener algún problema con el animal.

Consejos a la hora de elegir perro

En el caso de los perros deberemos comprobar que el animal se encuentre animado, con ganas de jugar con los demás y que tenga buen apetito. El pelo deberá ser brillante y sin exceso de «caspa», lo cual pudiera indicar la presencia de parásitos externos. Evitemos escoger aquellos que estén demasiado tiempo durmiendo, delgados, con diarrea o con el pelo excesivamente sucio y gran cantidad de picores.

Dependiendo de la edad del animal, deberá estar desparasitado internamente y/o vacunado, para cuya comprobación deberán entregarnos la cartilla sanitaria correspondiente firmada por el veterinario que haya realizado la vacunación.Es habitual encontrarnos con animales supuestamente vacunados y sin cartilla que adquieren enfermedades que se hubieran podido evitar fácilmente con la aplicación de una simple vacuna.

Si compramos un animal con pedigrí, deberán entregarnos como mínimo la fotocopia de que toda la camada ha sido inscrita en la sociedad canina correspondiente, lo que acredita que el pedigrí se encuentra en trámite.

Consejos a la hora de elegir gato

Para la compra de un gato deberemos además fijarnos en el aspecto de los ojos y la nariz. En los gatos es muy común la presentación de un síndrome conocido como coriza felino, consistente en una infección vírica que ocasiona una especie de resfriado con presencia de tos, estornudos, mocos y legañas. Además algunos felinos de criaderos padecen también de una enfermedad conocida como otitis otodéctica o sarna de oído ,consistente en la aparición de un excesivo cerumen de color marrón oscuro en las orejas, que les ocasiona continuos picores y rascado de las mismas. Estas dos enfermedades por lo general son de fácil solución con un tratamiento adecuado y además no son transmisibles a las personas.

Consejos a la hora de elegir un ave

Por lo que respecta a las aves deberemos observar que el plumaje sea brillante y de aspecto uniforme. Evitemos coger aquellas con rascado excesivo o autoarrancado de plumas. Tampoco escojamos aquellas a las que oigamos respirar con dificultad o que presenten gran cantidad de costras en el pico y en las patas. Es conveniente que a la hora de incorporar un ave a una nueva casa apliquemos un tratamiento antiestrés en el agua de bebida durante algunos días, ya que los cambios de hábitat y el estrés que ello conlleva puede incluso causar la muerte del ave.

Consejos a la hora de elegir animales acuáticos

Para los peces, seleccionemos aquellos con las escamas lisas y que naden sin dificultas por el acuario. Desechemos los que no acudan al dar la comida , los que tengan las escamas levantadas o la presencia de manchas sospechosas en el cuerpo. Otro signo que indica que el animal está enfermo es que van nadando cabeza abajo.

Consejos a la hora de elegir un reptil

Por último, en lo que se refiere a los reptiles, escogeremos aquellos mas lustrosos en cuanto a tamaño y apariencia de las escamas. Procuremos coger animales con colores vivos y no apagados, lo que indicará la presencia de una posible enfermedad. En este caso es realmente difícil saber si el animal que hemos comprado está realmente sano ya que no podemos guiarnos por la alimentación ya que hay algunos que comen una sola vez al mes, ni por las defecaciones ya que ocurre lo mismo, ni con el nivel de actividad observado ya que esto varía ostensiblemente de unas especies a otras e incluso hay algunas que hibernan durante los meses de frío reduciendo su actividad al mínimo.

En cualquier caso es siempre recomendable acercar al animal al veterinario nada más lo compremos para que nos verifique el buen estado de salud y nos aconseje sobre los cuidados que tenemos que proporcionarle.