Para disfrutar al máximo de tu perro es muy importante que este se comporte correctamente en tu hogar, con tu familia, y con el resto de perros. Por ello, el adiestramiento de perros es tan importante. El objetivo que se persigue con la educación es conseguir que  nuestra vida y la de nuestra mascota sean perfectas, evitando disgustos y malos comportamientos.

En este post queremos darte algunos consejos para adiestrar a un perro. ¡Así que no te lo pierdas!

Consejos para adiestrar a un perro

A continuación te hablamos de 7 consejos que te ayudarán a adiestrar a un perro: elegir el momento y lugar adecuado, ser constante, premiar al can, enseñarle las lecciones paso a paso, ser claros y concisos, que todas las personas del hogar actúen de la misma forma y, por último, practicar las lecciones constantemente.

  1. Elegir el momento y lugar adecuados

El adiestramiento canino no es una tarea complicada siempre y cuando seleccionemos el mejor momento y lugar. Nuestro can no debe tener demasiadas distracciones, por este motivo es necesario comenzar a enseñar a nuestro peludito en los momentos de menos excitación. Por ejemplo: hay que evitar enseñarle lecciones nada más llegar al hogar, cuando hay mucha gente en casa, etcétera.

  1. Ser constante

Tal y como te hemos mencionado con anterioridad, adiestrar a un perro no es difícil, sin embargo, necesitarás mucha paciencia y constancia. Es muy importante que para que tu perrito aprenda todo lo que quieres seas muy persistente y no abandones nunca. Puede que en algunos momentos comiences a frustrarte por el lento aprendizaje… ¡pero si eres constante lo conseguirás!

  1. Premiar al perro

Es recomendable que premies todos los esfuerzos de tu perro. Así que cuando tu perro aprenda la lección y se comporte de forma adecuada puedes premiarle. Hay muchas formas de premiar a nuestras mascotas, por un lado con caricias y mimos… ¡les encantan!, y por otro lado con galletitas o ‘chuches para perros’. Consulta en una clínica veterinaria o en una tienda especializada qué galletitas o ‘chuches’ son mejores para tu mascota y… ¡cómpralas para premiar a tu mejor amigo!

  1. Enseñar las lecciones paso a paso

Cuando empieces a enseñarle a tu perrito alguna orden es importante que termines con esta enseñanza antes de pasar a otra. De lo contrario… ¡podrías marear a tu can con tanta orden! Así que te recomendamos que organices rigurosamente su aprendizaje y que le enseñes paso a paso todo lo que quieres que aprenda.

  1. Enseñar con claridad y coherencia

Para que el aprendizaje de nuestro perro ‘vaya sobre ruedas’ lo mejor es que te centres en darle órdenes claras y concisas. Es muy importante que siempre le des las mismas, que acompañes esas órdenes con movimientos corporales, que utilices palabras cortas, y que seas coherente, es decir, si un día no le permites hacer algo… ¿por qué ibas a permitírselo al día siguiente?

  1. Todos los miembros del hogar deben actuar igual

Todas las personas que vivan en la casa con el can deben actuar de la misma forma y darle las mismas órdenes para que el perro aprenda más rápido y ‘no se maree’ con órdenes diferentes y contradictorias.

  1. Practicar las lecciones y órdenes con periodicidad

Aunque tu perrito vaya aprendiendo las lecciones… ¡no lo dejes estar! Debes practicar cada semana entre 3 y 4 veces todas las enseñanzas hasta que tenga todas las órdenes muy claras y obtengas buenísimos resultados.

Adiestramiento perros cachorros

Lo más adecuado es adiestrar a nuestro perro cuando es un cachorro. No cometas el error de esperar mucho tiempo porque tu perrito puede coger malos hábitos.

Puedes empezar enseñándole dónde puede hacer sus necesidades. Puedes hacerlo colocando papel de periódico en la zona del hogar que hayas establecido y, después de comer, llevarlo a esa zona. Recuerda que cuando el perrito haga sus necesidades en el papel de periódico… ¡debes premiarle tal y como te hemos mencionado antes!

También puedes enseñarle ‘buenos modales’ a tu perrito para que no se abalance sobre ninguna persona cuando entra en el hogar. Una buena forma es colocar sus patitas sobre el suelo diciéndole de forma firme la palabra ‘NO’.

El plan de adiestramiento de un cachorro también debe incluir cómo enseñarle a no morder muebles, sofás, etcétera. Puedes llamarle la atención cuando lo haga con un ruido, como por ejemplo, una palma o con la palabra ‘NO’. Si no funciona también puedes utilizar repelentes específicos, es decir, unos productos con un olor desagradable para los perros pero agradable para las personas. Es una buena forma de evitar que el cachorro se acerque al mobiliario del hogar.

Tras estas enseñanzas, puedes empezar a enseñarle otras órdenes, como por ejemplo: a sentarse, a tumbarse, a estar quieto, a dar la patita, etcétera.

Recuerda que, tal y como te hemos mencionado con anterioridad, es importante que aprenda una lección tras otra y no todas a la vez.

Por último, recuerda que si quieres evitar problemas y disgustos con tu mascota lo mejor es que te pongas manos a la obra y eduques a tu perro lo antes posible siguiendo las pautas que te hemos dado o bien realizando algún curso de adiestramiento canino.

Si aun así todos estos consejos no te funcionan y te sigues preguntando cómo adiestrar a un perro lo mejor es que te pongas en contacto con un adiestrador de perros en tu ciudad que trabaje de forma profesional.

Los adiestradores de perros te ayudarán a que puedes disfrutar en un futuro de tu mejor amigo en casa, en la calle, con la familia, con niños, etcétera.