Existen una serie de alimentos prohibidos para perros que todos, como amos de perros, debemos conocer. En especial si se alimenta al perro con recetas caseras, ya sean crudas o ligeramente cocinadas se debe tener en cuenta esta serie de alimentos prohibidos para canes.

Descubre cuales son los alimentos tóxicos, malos, peligrosos, dañinos y mortales para perros y elimínalos por completo de su dieta, además en caso de tener alguna duda al respecto es aconsejable consultar a un especialista. En Hospital Veterinario Constitución encontrarás veterinarios que te ayudarán a elaborar esta lista de alimentos prohibidos para tu mascota, siempre ciñéndose a la salud del perro y todo lo que tenga que ver con su historial clínico.

Alimentos prohibidos para perros

Muchos de los alimentos prohibidos que encontrarás a continuación, los cuales te detallamos para que estés totalmente informado sobre ellos, pueden causar daños a largo plazo y no inmediatos. Entre los alimentos prohibidos para perros encontramos los siguientes:

Cebolla:

La cebolla es uno de los alimentos que desde el primer momento deberíamos excluir de la dieta del perro ya que es un alimento totalmente tóxico para él. Su alto contenido en alicina se libera al masticar la cebolla y la sustancia se degrada provocando una lesión oxidativa en las membranas celulares de los eritrocitos, rompiéndose dentro de los vasos sanguíneos y provocando anemia hemolítica. Debemos tener en cuenta que una ingestión continua de este alimento provoca problemas gastrointestinales, incluso puede provocar la aparición de ictericia. Los síntomas propios de una intoxicación por cebolla pueden ser vómitos, debilidad y cambio de color de las mucosas del perro.

Café, té y chocolate:

Estos tres alimentos tienen en común la metilxantina, un estimulante que actúa directamente sobre el sistema nervioso central del animal. En el café encontramos la cafeína, en el té la teofilina y en el chocolate la teboromina, todas son sustancias tóxicas. Además, este estimulante puede perjudicar al funcionamiento de los riñones, al sistema cardiovascular, al músculo liso y al estriado. Los síntomas pueden ser vómitos, diarrea, incontinencia y temblores.

Aguacate:

Debido a su contenido en persina, el aguacate es una de las verduras prohibidas para los perros. La persina es una toxina que deriva de los ácidos grasos y su nivel de toxicidad es leve, aunque puede causar síntomas graves. Tras el consumo de aguacates podemos observar ciertos síntomas como vómitos, diarrea, falta de producción de heces o el desarrollo de una pancreatitis.

Ajo:

El ajo, como la cebolla, también contiene alicina y provoca la aparición de anemia hemolítica. Sin embargo, a diferencia de la cebolla el ajo contiene ciertas sustancias con efectos antibióticos, pero esto no quita que sea preferiblemente mejor evitarlo. En cuanto a los síntomas, vendrían a ser los mismos que los de intoxicación por ingestión de cebolla.

Sal:

Si se utiliza un elevado consumo de sal puede ocasionar en tu perro la deshidratación, agravar patologías cardiacas y renales o provocar una intoxicación. Entre los síntomas por intoxicación pueden ser vómitos, hemorragia interna, descoordinación, diarrea, polidipsia y poliuria, convulsiones y shock.

Nueces de macadamia:

El consumo de este fruto seco provoca una intoxicación tanto sea consumida en su formato crudo como tostado. Este fruto seco afecta directamente al SNC del perro y los síntomas que experimenta el perro son depresión, vómitos, ataxia, temblores, dolo abdominal, rigidez y mucosas pálidas o anémicas.

Uvas y pasas:

A pesar de que las uvas y las pasas son ricas en ácido linoleico son alimentos que provocan insuficiencia renal y, por tanto, está considerado como  uno de los alimentos prohibidos para perros. Cuando los perros ingieren uvas y pasas muestran una mayor concentración de nitrógeno ureico en sangre y creatinina sérica. Los síntomas de una intoxicación por estos dos alimentos son vómitos, diarrea, letargo, ataxia, poliuria y debilidad.

Alcohol:

Nuestro perro puede consumir alcohol por accidente y entre los efectos negativos de este está que afecta al SNC t causa daños hepáticos graves. Además, el alcohol puede provocar  una intoxicación etílica.

Masa de pan crudo:

Para la elaboración del pan se utilizan levaduras o fermentos que contienen un hongo unicelular que es bastante dañino. Tanto sea por la ingestión de masa de pan sin cocer o directamente de levadura puede sufrir tu perro una intoxicación. Entre los síntomas más frecuentes aparecen gases, vómitos, diarrea, malestar y letargo. Está considerado como uno de los alimentos peligrosos para perros.

Huesos cocidos:

Desde huesos de caldo, de una receta elaborada al horno o a la brasa, los huesos cocidos nunca deben ofrecerse a los perros, ya que pueden provocar en el perro la posible rotura de dientes. Además, los huesos se astillan con facilidad y pueden ocasionar una obstrucción de la tráquea, lesiones y perforaciones, desgarro y otras lesiones internas.

Setas:

Las setas son uno de los alimentos más peligrosos, incluso está considerado como uno de los alimentos mortales para perros. Especialmente de las setas pertenecientes a los géneros Amanita, Galerina y Lepiota pueden provocar síntomas como babeo, vómitos, diarrea, oncoordinacion, letardo, temblores, convulsiones, e incluso, un fallo multiorgánico o la muerte.

Carambola:

La carambola es una fruta tropical que contiene una toxicidad que varía entre leve y severa, ya que contiene ácido oxálico, sales de oxalato y puede causar vómitos, inapetencia, diarrea, letargo, debilidad, temblores, orina con sangre, sed excesiva u orina en exceso.

Picante:

El picante también forma parte de esos alimentos prohibidos para perros ya que puede provocar diarrea y malestar. Por tanto, deberemos evitarlo ante todo si queremos que nuestro perro mantenga un buen estado de salud.