El ratonero valenciano o como diría un buen valenciano «el gos rater valencià«. Un perro que se caracteriza principalmente por ser el terror, como bien dice su nombre, de los roedores.

Como bien marca la tradición este perro antiguamente se tenía para que acabará con las plagas de roedores que perjudicaban a los agricultores y campesinos, siendo Valencia una ciudad que se caracteriza por sus casas y fincas rurales, así como almacenos o silos donde se guardaban las cosechas y granos.

Debido al paso del tiempo, a la vez que iba creciendo la vida en las urbes, los ratoneros valencianos pasaban a acoplarse a este tipo de vida nueva. A pesar de ser unos perros que se caracterizan por acabar con roedores, también se les caracteriza por tener un carácter vivo y feliz, además de tener siempre ganas de vivir aventuras.

En definitiva el ratonero valenciano es un perro que por sus características a muchas familias les encanta. Además, si se sabe control su nerviosismo son animales fieles e inteligentes.

¿Qué características tiene un ratonero valenciano?

  • Tiene su origen en España (Europa)
  • Es fino, musculoso y está proporcionado
  • Es de tamaño pequeño
  • Puede medir entre 35 a 45 cm de altura
  • Al ser un perro nervioso necesita una actividad física alta
  • Es fuerte, inteligente, muy fiel y activo

En cuanto a su origen, el ratonero valenciano marca fechas de su existencia desde el siglo XVI, donde se habla de la existencia de un animal propio de terratenientes y campesinos. Aunque su origen puede ser que nos confunda, ya que durante el paso del tiempo ha adoptado diferentes nombres como ‘’gos albellons’’ que hace referencia a un perro que sirve para ladrar a quien pasa o va a entrar a alguna casa.

Desde sus orígenes se le reconoce como un perro con grandes dotes como cazador, de ahí a que los perros ratoneros valencianos se emplearan para la caza de roedores, como por ejemplo la rata de agua que se utiliza hace tiempo para el consumo, por lo que era muy apreciada y más si se cocinaba paella.

No es hasta 2004 cuando se reconoce de forma oficial por la Federación Canina Española este tipo de raza, aunque años atrás ya se creó el Club Español del Ratonero Valenciano-CERVA.

En relación a su carácter podríamos decir que son perros muy activos e inquietos, por lo que en su día a día necesitaran actividad y juego. Como bien hemos mencionado, antiguamente se les conocía como ‘’gos albellons’’, por lo que sin duda son excelentes guardianes y siempre que vean a un desconocido acercándose a casa empezaran a ladrar. Además, los ratoneros valencianos son perros que les encantan los niños y jugar con ellos, creando una base entre perro y niño de cariño y diversión.

Y sin dejarlo de lado, mencionar que los ratoneros son animales muy inteligentes de ahí a que se utilizaran  tiempo atrás para la caza y el campo.

¿Cómo cuido y educo a un ratonero valenciano?

En cuanto a su cuidado, como cualquier raza canina hemos de vigilar cualquier aspecto suyo. Pero concretando más, el ratonero valenciano es un animal que suelta poco pelo por lo que un cepillado semanal reducirá mucho más la cantidad de pelo que pueda soltar por casa.

Al ser un perro muy activo es esencial proporcionarle actividad física, por lo que será necesario sacarlo a pasear o disfrutar juntos de ratos de juegos en los que pueda correr y saltar. Especialmente, debemos tener en cuenta este punto para aquellos ratoneros valencianos que viven en pisos o zonas urbanas donde la disponibilidad de moverse es más restringida.

Por último, otro de los cuidados importantes del ratonero valenciano es la dieta. Su alimentación debe ser balanceada y equilibrada teniendo en cuenta el grado de actividad física que sigue. Además, al ser un perro de tamaño pequeño es muy probable que acumule sarro en los dientes por lo que será necesario limpiar los dientes de forma continuada.

Por otro lado, su educación implica tratar con un perro con un carácter curioso que nos facilitará captar su atención para enseñarle trucos y habilidades. Habitualmente los ratoneros valencianos son buenos en pruebas de agility, ya que poseen velocidad, agilidad y docilidad.

A la hora de educarlo se ha de tener en cuenta que son terriers, lo que significa que pueden ser marcadamente territoriales. Cuando son territoriales se ha de tener sumo cuidado a la hora de introducir un nuevo perro en casa, ya que puede ser que nuestro ratonero valenciano no se lo tome muy bien. Aun así, existen determinadas pautas que evitan sustos y malas experiencias.

En definitiva, la base de la educación para un perro ratonero valenciano será la socialización correcta. Gracias a la socialización evitaremos problemas como los territoriales. Aunque debido a su inteligencia y carácter activo no será complicado que lleve a cabo las ordenes de convivencia.