Ya va comenzando a hacer calor, signo casi siempre inequívoco de que la primavera está a punto de llegar. Pero las altas temperaturas van también acompañadas de la llegada de gran cantidad de parásitos externos que pueden afectar a nuestras mascotas.

Entre todos ellos el rey por excelencia es la pulga, que tantos quebraderos de cabeza ocasiona a perros, gatos y propietarios de los mismos.

Pero no debemos resignarnos a que nuestros animales tengan que sufrir ineludiblemente las picaduras de tales parásitos, ya que desde ahora podemos comenzar a tomar una serie de medidas preventivas que nos evitarán males mayores.

Pulgas en perros y gatos

En primer lugar explicaremos brevemente el ciclo de la pulga para entender de qué manera podemos terminar con ella. Lo que nosotros normalmente observamos en el perro o en el gato es la forma adulta de la pulga, ese bichito pequeño de color rojizo que corre rápidamente a través del pelo de nuestro animal. Pero estamos equivocados si pensamos que eliminando esta forma terminaremos con la infestación por pulgas. Las hembras de pulga ponen continuamente huevos que caen del animal y van quedando adheridos a las distintas superficies de la casa como sillones, suelos, moquetas etc. Estos huevos eclosionan apareciendo una larva que en sucesivas transformaciones darán lugar a la pulga adulta en unos 15 días. Como vemos tenemos que terminar por un lado con las pulgas adultas y por otro con los huevos, de lo contrario nunca terminaremos con el ciclo de la pulga. Y baste para recordar que por cada pulga que nosotros le vemos al animal, tenemos aproximadamente unos 100 huevos en casa.

Por otro lado no sirve la excusa de que nuestro animal no puede coger pulgas ya que no baja a la calle ni está en contacto con otros animales. Nosotros podemos subir huevos de pulga a casa adheridos a la ropa o a la suela de los zapatos, y una vez allí comenzarán a reproducirse y a infectar a nuestros animales.

Como quitar las pulgas a un perro o gato

Para que un tratamiento antipulgas sea eficaz debe combatir los dos frentes que ya conocemos, es decir, terminar con las pulgas adultas y con los huevos.

Para terminar con las adultas contamos con gran número de insecticidas en una gran variedad de presentaciones: collares antiparasitarios, champúes, lociones, sprays, pipetas, jarabes etc. El hecho de que existan tantos productos indica que ninguno es efectivo al cien por cien, ya que sino solo existiría ese, pero dentro de nuestras necesidades podemos elegir aquel que más se acople a nuestra situación y economía. Las características que debemos exigir a un buen antipulgas son las siguientes: que sea fácil de aplicar, poco tóxico tanto para el animal como para nosotros, de gran persistencia y lo más barato posible. Realmente el producto ideal no existe pero en nuestra Clínica Veterinaria sabrán aconsejarnos cual es el que más se acopla a nuestras necesidades. El hecho de que todos los años aparezcan productos nuevos es como consecuencia de que la pulga se hace resistente a los insecticidas y llegado el momento no le afectan para nada, por eso es bueno cambiar el insecticida cada cierto tiempo.

Además de terminar con las pulgas debemos, como hemos dicho , terminar con los huevos de las mismas. Para ello hay fundamentalmente dos clases de productos: por un lado los insecticidas para el ambiente, que, aunque son eficaces muchas veces son muy difíciles de distribuir ya que no podemos llegar a todos los rincones de la casa. Por otro lado, y mucho más eficaces según mi opinión, los medicamentos orales que se administran a los animales y que hacen que una vez la pulga les haya picado, quede estéril y no pueda poner más huevos. Una vez esterilizada la pulga, morirá cuando entre en contacto con el insecticida, pero mientras tanto no irá dejando futuras pulgas.

Dejemos pues bastante claro que actualmente hay gran cantidad de métodos, y muy eficaces para terminar con las pulgas, pero tenemos que utilizar un tratamiento combinado para acabar con adultos y huevos, de nada servirá atacar sólo un frente porque así siempre tendremos pulgas.

El inconveniente la gran mayoría de las veces es que los productos más efectivos son muy caros y no podemos usarlos si tenemos gran cantidad de animales, pero así nos evitaremos la gran mayoría de problemas alérgicos de los que las pulgas son responsables además de la transmisión de parásitos intestinales (lombrices planas) tanto a perros como a gatos.

“¿ Saben que una pulga puede dar saltos de 30 cm de altura y que además puede saltar sin parar hasta 30.000 veces?”