Muchas son las curiosidades que giran en torno a la nariz de los perros. Gracias a ella, el olfato de un can supera de 10.000 a 100.000 veces al de los humanos.

Pero una de las curiosidades más impactantes y a la vez menos conocidas es que la huella del hocico de los perros es única.

La nariz, es su seña de identidad, su huella digital, al igual que los seres humanos poseemos la huella dactilar.
Podemos identificar a nuestros amiguitos por las impresiones de la nariz.

Y es que las líneas y la forma del orificio nasal no es igual a la de otro perro y aquí es donde se conforma su huella nasal.

Y esta interesante curiosidad, lleva a muchas personas a preguntarse si la nariz de los perros serviría para identificar a un perro que se haya podido perder o haya sido incluso abandonado en el caso de que, por ejemplo, no llevase un collar con sus datos o el chip de identificación.

Como respuesta a la pregunta, decir que en España no se ha llevado a cabo esta novedosa medida en contraposición de algunos estados de los Estados Unidos. Estos han considerado y llevado a término la impresión de la nariz del perro como una forma más de poder identificarles.

Empresas como Dognose ID consideran que es preferible utilizar este método pues lo consideran más fiable que los chips o placas de identificación ya que éstas pueden perderse o ser robadas.

Además, añadir que este método es una forma no indolora de prestar un registro de cualquier perro de forma permanente y además en cualquier lugar.

Pero este método que nos puede resultar tan novedoso a nosotros, en realidad ya se realizaba en el año 1938 en Canadá.

Una de las novedades dentro de esta “longeva” curiosidad, gracias a la inteligencia artificial, viene de la empresa Megvii. Esta compañía, la cual ha desarrollado un sistema de reconocimiento facial para el gobierno chino (la plataforma Face++) que está valuada en 3.500 millones de dólares, ha introducido una aplicación para los perros, concretamente para su nariz.

Un software capaz de identificar a cada perro escaneando su nariz

Con dicho software, puedes escanear la nariz del perro y así lograr identificarlo con el móvil. Es de un uso muy sencillo: simplemente hay que apuntar la cámara del teléfono móvil al hocico consiguiendo así que el sistema pueda identificarlo. De esta manera se crea un perfil concreto de ese perro en la base de datos del sistema.

Se realizan varias fotografías (de forma similar a cuando hacemos el registro de nuestra huella dactilar en la mayoría de los dispositivos móviles del mercado).

Esto permite a la aplicación crear unos patrones que servirán para identificar al can cuando se exponga a la App.

La compañía ha confirmado que la tasa de acierto gira en torno a un 95%. Gracias a este software ya se han podido recuperar aproximadamente a 15.000 mascotas.

Pero esta empresa da un paso más, pues no solo quiere que su aplicación sirva para reunir o enlazar a las mascotas extraviadas con sus dueños. Además, quieren que sea utilizada para poder monitorizar el comportamiento y el cuidado que se les proporciona a estos animales.

Por otro lado, esta tecnología no solo sirve para un uso particular si no también para el Estado. El gobierno podría usarla para controlar e identificar a los animales que van sueltos sin correa o que hacen sus necesidades en la calle sin que nadie las recoja.

Con todo ello, dado que los animales de compañía han crecido considerablemente a lo largo de los años y que además el valor y aprecio de los dueños por sus mascotas es incalculable, resulta una buena opción implantar este tipo de tecnología a nuestra vida cotidiana.

Pero todavía no hay fecha para instalar y adoptar este novedoso sistema de rastreo en nuestro país.
Además, los dueños de otras mascotas deberán de esperar al desarrollo de otro sistema que permita identificarles.