Los gatos como todo ser vivo, suelen enfermarse. Pero hay unas enfermedades de gatos que suelen repetirse más que otras. En este artículo te explicaremos cuales son las más comunes en tu mascota. De esta manera estarás alerta a los síntomas de tu gato y puedas identificarlas y tratarlas a tiempo, para que así tu gato sufra los menos posible.

Recuerda, que debes tomar en cuenta que la mejor forma de prevenirlas es vacunarlos a su tiempo y agendar citas periódicamente en el veterinario.

Enfermedades de gatos más comunes

La rabia

En múltiples lugares de España la vacunación es obligatoria. La rabia proviene a causa de un virus transmitido mediante la saliva que posee la mordedura de un animal previamente infectado. Esta enfermedad es sumamente peligrosa debido a que en últimas instancias puede causar la muerte de tu gato. Incluso, esta se puede transmitir entre diferentes especies, desde animales hasta humanos.

Conjuntivitis

La Conjuntivitis es una de las enfermedades de gatos que con mayor frecuencia se presentan en estos. Además, esto se puede presentar a cualquier edad. La conjuntivitis en sí consiste en la inflamación de la mucosa del ojo (que es la membrana que recubre al ojo y también la parte interna del párpado). La conjuntivitis en los gatos surge por diversos motivos: alergias, enfermedades que afectan al sistema respiratorio, por genética, suciedad del entorno, infecciones oculares e incluso por traumatismos. En condiciones graves, el gato puede perder la visión completamente si no se trata en su debido momento. Los síntomas más comunes de la enfermedad son: gran cantidad de lagañas, lagrimeo constante o la opacidad de la córnea.

Otitis

Se trata de una inflamación a nivel del conducto auditivo que es muy frecuente en los gatos. La otitis puede generar dolencias y en situaciones muy graves, la pérdida del sentido de la audición. Puedes reconocer estas enfermedades de gatos ya que se mostrará incómodo a la hora de rascarse y también si lo hace constantemente. Esta inflamación se produce por la presencia de los ácaros, por hongos y también bacterias.

Problemas a nivel gastrointestinal

En este caso, los síntomas más comunes son: vómitos, dolor a nivel abdominal, falta de apetito, debilidad física, vómitos, pérdida de peso, entre otros. Este tipo de problemas suele producirse en el momento en el que el gato ingiere alimentos en mal estado o que su organismo rechaza. Incluso se puede producir por infecciones causadas por bacterias, por un virus o por la presencia de parásitos en el organismo.

Leucemia felina

Es un tipo de cáncer presente en los gatos, se gesta a causa de estar en contacto con los fluidos corporales (sangre, orina o saliva). Tiende a afectar más a los gatos que están en sus primeras etapas de vida, en casos muy graves estas enfermedades de gatos les puede llevar a la muerte. Los signos claves para detectar la Leucemia felina son: la aparición de tumores, pérdida del apetito, anemia, debilidad física y somnolencia. La mejor manera de prevenirla es vacunando a tu gatito.

Cistitis

Es una enfermedad que afecta a nivel del sistema urinario del gato, muchas veces a medida que el gato se hace mayor. Se gesta debido a que se forman minerales que obstaculizan el conducto urinario. Esto hace que el gato presente dolor a la hora de orinar, vómitos, presencia de mucha sed y lamido de la zona urinaria. Estas enfermedades de gatos se puede combatir por medio de tratamientos específicos para que tu mascota pueda recuperar los minerales acompañado de una dieta estricta.

Alergias

Así como los humanos padecen alergias, los gatos hacen lo mismo. Los gatos pueden presentar alergias a múltiples cosas, las más frecuentes son: ciertas plantas, al polvo, polen, perfumes, hongos, humo del tabaco, ciertas comidas e incluso a las personas. Los síntomas que puede presentar son muy diversos: tos, picor en ojos y nariz, estornudos, caída del pelo, vómitos, diarreas e infecciones del tipo cutáneas.