Si tienes un perro seguro que te has preguntado más de una vez si te ha sonreído alguna vez y no te has dado cuenta o no eras consciente de ello. Pero la verdad es que si un perro sonríe es que es un perro feliz, aunque el concepto de sonrisa huma es impropia de la mayor parte del mundo animal, algunos gestos faciales de los perros pueden llegar a ser similares a la sonrisa de los humanos.

Los perros pueden llegar a expresar sus sentimientos de tristeza, alegría y otras emociones, incluso siendo complejas. Con el paso de los años, el perro doméstico se ha ido adaptando a las necesidades de los humanos en una simbiosis que todavía permanece. Una de las razones que ha solidificado la relación entre humano y perro son las emociones, donde se genera una relación de dependencia gracias al amor que los perros dejan sobre nosotros y viceversa.

De ahí a que los perros hayan aprendido a expresar sus sentimientos de maneras distintas. Como por ejemplo, cuando mueven la cola quiere decir que están mostrando y exteriorizando sensaciones de felicidad y alegría. Todo lo contrario cuando están tristes  ya que lo expresan a partir de quejidos lastimeros o ruidos ahogados.

La sonrisa de los perros

Los perros son uno de los pocos animales que pueden sonreír, aunque la sonrisa que exhiben los perros se aleja mucho de la que exteriorizamos los humanos. Aunque si te fijas seguro que aprendes a identificar su estado de ánimo.

Cuando sonríe el perro adopta una expresión facial muy peculiar. Normalmente las comisuras de la boca se estiran hacia atrás, un gesto muy parecido al de los humanos. Por otro lado, las orejas de los perros adoptan una postura relajada y estiradas hacia atrás, y sus jadeos serán más intermitentes que de normal. También es habitual que emitan sonidos ahogados, como si quisieran echar el aliento.

Si por casualidad ves este tipo de comportamiento en tu perro que no te extrañe como en otras ocasiones porque está sonriendo.

Además, según algunos estudios la sonrisa de los perros es un gesto que exclusivamente reservan y dedican a los humanos. Después de tantos años de hacernos compañía, los perros han aprendido a establecer ciertos canales de comunicación que son muy efectivos con los humanos. En algún punto del tiempo, los canes que sonreían eran recompensados por sus dueños y esto quería decir que estos perros tenían más posibilidades de sobrevivir. Con el paso del tiempo las generaciones posteriores han ido adquiriendo este hábito que por lo que parece perdurará mucho más tiempo.

Este gesto por parte de los caninos ha llevado a investigar sobre ello creando un sistema conocido como ‘’dog facial action coding system’’ que registra los movimientos del perro y estudia las emociones vinculadas a cada uno de ellos.

Otras formas de expresarse

Otras formas que tienen los perros de expresarse es cuando están excitados suelen mover la cola o ejecuta movimientos frenéticos. Por ejemplo, si un perro lleva varios días sin ver a su amo podría recibirlo en su llegada con una serie de ladridos ahogados de emoción acompañados de movimientos bruscos, saltos o carreras de un lado a otro.