Hablaremos es este artículo de una de las enfermedades más peligrosas para los cachorros, la parvovirosis canina, también conocida como parvovirus canino o mal francés.

Esta enfermedad afecta sobre todo a cachorros entre 1.5 y 2 meses de edad, y especialmente a aquellos que no están vacunados. Raramente se afectan los animales adultos, aunque si entran en contacto con el virus pueden actuar como eliminadores del mismo sin ellos padecerlo, por lo que suponen una fuente de contagio para cualquier cachorro que pueda estar con ellos.

Síntomas de la parvovirosis canina

El periodo de incubación de la enfermedad dura de 1 a 2 semanas ,y durante ese tiempo podemos notar al animal con algo de apatía, falta de gana de comer y algún vómito o diarrea aislada. Si la enfermedad continua avanzando notaremos al animal cada vez más triste y aparecerán las famosas diarreas con sangre.

Hay que actuar cuanto antes ya que la curación de esta enfermedad depende en muchas ocasiones de lo rápido que acudamos al veterinario. El veterinario puede realizar el diagnóstico mediante un análisis de heces y podrá descartar otras enfermedades que cursan de la misma forma, como puedan ser el coronavirus, la coccidiosis, la gastroenteritis hemorrágica bacteriana y gran número de procesos parasitarios que muestran la misma sintomatología.

Tratamiento de la parvovirosis canina

Una vez realizado el diagnóstico el tratamiento debe ser inmediato. Tendremos que poner un gotero para sustituir las pérdidas de líquido producidas tanto por vómitos como por diarrea y además proporcionar el tratamiento adecuado para que el animal sea capaz de vencer al virus.

El pronóstico es bastante malo, y con mucha frecuencia cursa con la muerte del animal, salvo en aquellos que se cogen muy a tiempo o que llevan ya alguna vacuna y por tanto tienen algo de defensas.

En caso de tener algún cachorro que haya pasado la enfermedad, deberemos tirar todos sus utensilios(juguetes, mantas etc.) y desinfectar bien los lugares donde haya estado con lejía y agua hirviendo. No se aconseja meter otro cachorro en el mismo sitio hasta pasados dos meses.

Cómo prevenir la parvovirosis

Se trata de una enfermedad contra la que se puede vacunar, y si comenzamos la vacunación de los cachorros al mes y medio de edad, difícilmente podrán cogerla, con lo que nos ahorraremos muchos disgustos.

“Los cachorros de perro y gato, al igual que los humanos, tienen dos denticiones. La primera cae sobre los 3-4 meses de vida del animal y aparece la dentición permanente que ya le dura toda la vida.”