Son cada vez más las personas que luchan por el bienestar de los animales, pero la realidad es que más de 100.000 perros son abandonados cada año en España.

Muchos de ellos, nos los encontramos diariamente en la calle pero no sabemos como actuar:

En primer lugar, es conveniente analizar si tiene la necesidad de beber o comer, así como si se encuentra herido y por tanto necesita algún tipo de atención más urgente.
Pero debemos de tener en cuenta, que al ser un animal abandonado puede tener miedo de acercarse a nosotros e incluso actuar de manera agresiva, por lo que deberemos de tener paciencia para llevar a cabo esta primera toma de contacto.

A continuación, deberemos de comprobar si lleva algún tipo de chip de identificación puesto que hay casos en los que simplemente el animal se ha perdido y de esta manera podremos ponernos en contacto con el dueño para poder devolvérselo.
Si el animal no tuviera dicha placa, seguidamente buscaremos si porta microchip. Bien llevándolo a la clínica veterinaria más cercana o llamando a la Guardia Civil o Policía Municipal quienes pueden ayudarnos a encontrarlo.

Si hemos decidido llevarlo al veterinario, además podrá realizar un estudio mucho más exhaustivo de las necesidades o problemas que pudiera tener la mascota abandonada.

En el caso en el que no tuviera microchip, podríamos proceder de dos formas distintas:

O bien podemos adoptarlo (siempre de manera responsable y teniendo en cuenta que debe de ser una decisión premeditada previamente) o por otro lado, ponernos en contacto con las autoridades pertinentes para que lo lleven a una protectora de animales o a una perrera. Si bien éstas suelen encontrarse saturadas así que es un factor positivo y una oportunidad para el animal abandonado pensar en quedárnoslo puesto que llevará una mejor vida y nosotros, un mejor amigo.

Entonces… ¿Qué hacemos si nos llevamos un perro abandonado a casa?

Lo primero que debemos de hacer es un estudio exhaustivo de salud en el veterinario para comprobar que se encuentra en forma, así como realizar las vacunas oportunas en el caso que las necesitara.
Una vez llevadas a cabo las primeras medidas, podemos proporcionarle en nuestro hogar un espacio para él en el que pueda encontrarse a gusto y de esta manera, aumente su confianza tanto en nosotros como en el lugar donde se encuentra.

La alimentación del mismo es sumamente importante sobretodo si ha sufrido algún tipo de desnutrición. Debemos de tener en cuenta además que dependiendo del tipo de raza, edad y tamaño deberemos de darle un tipo de alimentación u otra así que es importante consultar a un experto y pedir información antes de proporcionarle cualquier tipo de alimento.

Por otro lado, es importante que explore todo nuestro hogar para que se familiarice y pueda relacionarse con todos los que convivan. Además, si ya hubiera otra mascota hay que tener paciencia puesto que puede sentirse intimidado y debe de acercarse con cautela.

¿Qué debería de hacer si veo que alguien abandona a un animal?

El abandono de los animales domésticos se encuentra penalizado por la ley y las multas económicas se encuentran entre los 2.001€ a los 30.000€ (varían en función de la comunidad autónoma).

Por ello, si observamos que alguien está realizando esta práctica debemos de ponernos en contacto de manera inmediata con las autoridades oportunas con el fin de evitar este tipo de actos los cuales están catalogados como delitos muy graves por nuestro código penal.

Los teléfonos disponibles para denunciar un abandono son los siguientes:

Policía: 091
Emergencias: 112
Guardia Civil: 062
Guardia Urbana: 092

Por otro lado, aunque en términos generales la población cada vez es más consciente de la responsabilidad que debemos de tener con nuestras mascotas, las cifras comentadas son preocupantes y es relevante educar en valores ya que son muchas las personas que compran o adoptan animales y más tarde se aburren de ellos, consideran que están mayores o incluso ya no sirven para la caza. Pero debemos de entender la vida de los animales como entendemos la nuestra.

En cualquier caso, no debemos de ser indiferentes frente a este tipo de actos, si no que es importante formar parte de la solución.