Las personas tenemos tendencia a identificarnos con un perro o gato. La mascota elegida para convivir siempre está relacionada con nuestra personalidad. Durante los últimos años se han estado realizando diferentes estudios para demostrar que características hacen que queramos elegir entre un perro o gato. En la Universidad de Texas se realizó un experimento en el cual se le preguntó a 4.565 personas sobre la afinidad que tenían entre perros y gatos.

A continuación, te contamos algunos datos que te pueden ayudar a la hora de elegir y que te relacionarán con tu mascota.

¿PERRO O GATO? QUE PERSONALIDAD TE CORRESPONDE

Cuando una persona se hace llamar amante de un perro o gato está proyectando sobre sí mismo esa personalidad felina o canina.

En el experimento mencionado anteriormente, las personas que querían o tenían perros eran personas más extrovertidas, eran más amables y tenían un nivel de responsabilidad mucho más alto. Sin embargo, las personas que querían o tenían un gato eran personas más independientes, más nerviosas, más aventureras y más solidarias.

PERRO O GATO: CARACTERISTICAS PRINCIPALES

Normalmente se piensa que las mascotas comparten muchas de las características que poseen pero no es cierto. Los perros y gato tienen diferentes actitudes que les diferencian. Por ejemplo, los gatos suelen ser más independientes que los perros. Un gato puede estar mucho más tiempo solo sin sentir necesidad de cariño mientras que un perro necesita totalmente dependencia y tu como dueño debes de estar prestándole mucha más atención. Otra característica que diferencia a un perro o gato es la higiene. Ambos animales pueden ser bañados, pero los gatos tienen su propia forma de limpiarse al menos una vez al día con su lengua.

RELACIÓN CON LA FAMILIA ENTRE UN PERRO O GATO

La diferencia entre un perro o gato a la hora de estar con la familia es muy diferente. Por un lado, los gatos se quieren mucho a si mismo sin necesidad que se les aporte cariño. Son muy cuidadosos con su espacio y en ocasiones tienen un mal genio, por ello te recomendamos que tengas a mano apósitos cerca por si es necesario. Por otra parte, los perros son muy cariñosos e incluso en muchas ocasiones la efusividad que muestran puede resultar algo brusca. En una casa con amor y respeto, los perros pueden llegar a ser los mejores compañeros y cuidarán tu casa e hijos.