Los perros a medida que van creciendo van teniendo más problemas, entre ellos se encuentra la artritis canina. Una de las enfermedades que más sufren los perros. Les afecta a las articulaciones y hace que se le inflamen las patas, provocándoles dolores y dificultando sus movimientos.

La artritis es una enfermedad degenerativa y por desgracia en la mayoría de casos no tiene cura. Lo que se puede hacer es tratar esta enfermedad lo antes posible para que avance más despacio. Por eso, es importante poder detectar la artritis canina lo más pronto posible. Cuanto más temprana se trate, mayores serán las medidas que se pueden tomar para mitigar los efectos y así mejorar la calidad de vida de tu perro.

Principales síntomas de la artritis canina

Como hemos comentado, la artritis canina hace que se le inflamen las patas, causándole dolor, y por tanto, que caminen mal. Uno de los principales síntomas de la artritis es que tienen dificultad especialmente para levantarse y tumbarse. Por otro lado, hay que tener en cuenta que se pueden ver afectadas todas las patas o solo alguna por lo que le afectará más o menos al andar.

Además, le costará subir escaleras, saltar o hacer ciertos movimientos que antes hacía todos los días. El perro al moverse siente dolor por lo que evitará hacer cualquier movimiento que le cause mayor dolor.

Cuando un perro tiene artritis es habitual que cuando doble las patas se escuchen ruidos o se le vean inflamadas. El perro al tener dolores se quejara. Por lo tanto, en cualquiera de estos casos es necesario que lleves a tu perro al veterinario para que lo pueda diagnosticar correctamente.

¿Puede afectar solo a perros más viejos?

No generalmente. La artritis no solo se da en perros que ya tienen cierta edad. También hay casos en los que los perros jóvenes también sufren artritis. Si que es cierto que en los perros mayores es por causas de la edad y en jóvenes es porque ha tenido alguna lesión o golpe fuerte.

¿Cómo es el tratamiento de la artritis?

Como hemos dicho antes, si se coge a tiempo y se sigue un tratamiento la artritis canina puede llegar a frenar y/o aliviarse. Es importante, en cualquiera de los casos, acudir al veterinario para aliviar los dolores al perro sea cual sea su caso.

Por regla general, lo primero que se hace es hacerle un diagnóstico de la artritis del perro y después de ello darle un tratamiento a base de fármacos. Seguramente entre los fármacos encontremos analgésicos para aliviar el dolor y antiinflamatorios para la desinflamación de las patas. Pero como hemos comentado, dependerá un poco de cada animal y de cómo está avanzada la artritis canina.

Se suele recomendar también algún suplemento alimenticio de omega-3 si ha sufrido algún daño en los cartílagos. Tomando este suplemento puede aliviarles la inflamación y se puede conseguir que las patas estén mucho mejor. Otro punto que hay que tener en cuenta es la dieta del perro. Es importante evitar que engorde para que así no tenga sobrecarga en las articulaciones. Si puede es conveniente que haga algo de ejercicio suave.

En algunos casos después de que el veterinario haya hecho una revisión exhaustiva recomienda una operación si ve que está muy avanzada la artritis. Si el perro está sufriendo mucho y tiene mucha dificultad para la movilidad también se aconseja utilizar protectores u ortesis. Con ello estará más seguro y sentirá menos dolores que le causan la artritis canina.

¡Recuerda! si ves que tu perro está sufriendo algunos de estos síntomas o tienes cualquier duda de que podría estar sufriendo artritis acude a nuestro veterinario para que podamos tratarlo lo más pronto posible. ¡Estaremos encantados de atenderos!

 AniCura Constitución Hospital Veterinario