A continuación te vamos a explicar cuatro curiosidades previas que pueden servirte para los cuidados para una tortuga de agua en casa.

  • Crecen entre 20 y 30 cm de largo.
  • La esperanza de vida es entre 15 y 25 años.
  • Viven en ambientes semiacuáticos.
  • El cuidado de las tortugas se considera nivel principiante.

Las tortugas de agua requieren más atención y cuidado de lo que parece por lo que, antes de tener una es importante saber cómo cuidarla, como también, que se necesita para tenerla en casa. Si tienes una tortuga o piensas tener una, sigue leyendo y anota los 6 consejos para cuidar correctamente de una.

Principales cuidados para una tortuga de agua

  1. Infórmate qué tipo de tortuga tienes

En la actualidad existen más de 270 tipos de tortugas, por lo que es importante conocer qué tipo de tortuga tienes en casa. Es recomendable preguntarle al veterinario o al especialista de la tienda, porque dependiendo de qué especie sea, tendrá unos cuidados u otros. Debes de asegurarte poder satisfacer sus necesidades de forma adecuada.

  1. Calefacción e iluminación

En el hábitat de la tortuga debe de haber dos termómetros. Uno para el lado seco del tanque y otro en el que se mida la temperatura del agua. Este tipo de tortugas son más activas que el resto, por lo que es recomendable iluminar su casa con una bombilla UVA o UVB durante 12 horas.

  1. Facilita una dieta adecuada

A diferencia de otras mascotas, las tortugas no necesitan ser alimentadas todos los días. Lo normal es dar de comer a las tortugas de cuatro a cinco veces al día a no ser que tengas una tortuga de agua joven, en cuyo caso sí que se debe alimentar a las tortugas todos los días.

Para aportar calcio a su dieta, es recomendable obtener suplementos y espolvorear sus alimentos dos veces al año.

  1. Mantén limpio el tanque

El éxito para mantener la tortuga sana y feliz, es tener el agua limpia. Para conseguir esto, es recomendable utilizar un sistema de filtración que cambie el agua con regularidad y evitar que esté libre de partículas que puedan provocar infecciones. Los cuidados para una tortuga no son difíciles, pero si que es importante saber ciertas cosas antes de tener una como mascota.

  1. No juegue con frecuencia

La tortuga no es un animal doméstico con el cual se pueda jugar o sacar a pasear como un perro. Las tortugas no deben de ser manipuladas con frecuencia ya que puedes provocarles un estrés indebido. Es por eso, que es recomendable limitar el manejo de las mismas a revisiones de salud periódicas y en el mantenimiento del hábitat.

  1. Lávese las manos

Respecto al consejo anterior, cuando vaya a manejar a la tortuga de agua asegúrese de limpiarse las manos antes y después del manejo. De este modo se evitarán enfermedades y bacterias que a la larga puedan ser perjudiciales para el animal.

Es importante responsabilizarse de las mascotas

Como dijo el doctor Stewart Colby, fundador del Windward Animal Hospital en Johns Creek, las tortugas pasan la mayor parte de su día a día en el agua, por lo tanto necesitan tener un entorno seguro, limpio en el que puedan nadar. Como se puede comprobar, los cuidados de una tortuga no es difícil, simplemente, el entorno debe de estar bien mantenido y debes de tener unos mínimos conocimientos para conseguir una vida adecuada de tu tortuga en casa