Si tienes o alguna vez has tenido un felino a tu cargo, te habrás preguntado alguna vez si es necesario bañarlo, o cada cuanto tiempo hay que hacerlo e incluso si bañar a tu gato es bueno o malo. Pues bien, hoy venimos a resolver todas tus dudas sobre este tema. Existe una creencia de que a los gatos no les gusta nada el agua, en esta publicación desmentimos este mito y te damos consejos para que sepas que hacer en cada momento.

La respuesta a la pregunta ¿debes bañar a tu gato? Es un sí, aunque depende de varios factores, los cuales vamos a nombrar a continuación.

Primero de todo, si estas seguro/a de que cada cierto tiempo quieres bañar a tu mascota debes empezar ha hacerlo cuando tu gato tenga pocos meses. Cuanto más pequeño sea, más se irá acostumbrando a que bañarse cada cierto tiempo es normal y menos miedo le tendrá al agua.

Pero si tu gato no está por el exterior y si regularmente cepillas su pelo, no tienes la necesidad de bañarle ya que ellos mismos lo hacen cada día cuando se lamen el cuerpo.

¿Cuándo puedes bañar a tu gato?

Los felinos son muy independientes en cuanto a la limpieza de ellos mismos, muy a menudo se lamen el cuerpo para limpiarse ellos solos, aunque debes ayudarles cepillándolos, sobre todo en las épocas de otoño y primavera ya que son los meses en los que más les cambia el pelo.

Hay ciertas circunstancias extraordinarias en las que sí que es necesario bañar a nuestro gato, estas son algunas:

  • Cuando recoges a un gato de la calle, debes bañarlo ya que lo más seguro es que no esté lo suficientemente limpio.
  • Si tienes un gato con el pelo largo y te es complicado cepillarlo o para él también es complicado limpiarse por sí solo.
  • Si tu gato tiene pulgas, debes eliminarlas con un champú especial.
  • La enfermedad tiña, afecta al pelo, a la piel y a las uñas.
  • Si ha estado en contacto con un producto tóxico y no se pueda quitar el mismo o con la ayuda de unas toallitas húmedas.
  • Cuando la piel del gato tiene mucha grasa.

Consejos para bañar a tu gato correctamente

Es necesario que sepas seguir unos pasos o consejos para que el baño de tu mascota sea lo más agradable posible.

El primer baño de los gatos es el peor ya que todo es desconocido para ellos y no saben que va a suceder. Por eso es importante que estés tranquilo/a y seas paciente para no alterar ni poner aún más nervioso a tu mascota.

Debes utilizar un champú específico para gatos ya que si no podrían sufrir irritaciones en su cuerpo. Además, debes bañarlo de una forma suave y sin llegar a tocar la parte de la cabeza porque se puede volver agresivo.

La temperatura del agua también es importante, debe estar a unos 30ºC, es decir, tibia. Ve mojando poco a poco las patitas para ver cómo va reaccionando y cuando veas que el gato ya está un poco más relajado, échale agua por el cuerpo y ponle el champú.

Frecuencia de los baños

La frecuencia con la que se baña a un gato varía dependiendo de su edad y de sus necesidades.

Los gatos más pequeños se deben bañar con más frecuencia que los gatos más adultos, ya que los primeros aún no saben usar la lengua correctamente para limpiarse ellos mismos. Una vez pasado el primer año de vida del gato, puedes bañarlo cada tres o cuatro meses.

Y, por último, los gatos con el pelo más largo o a los que le gusta pasar más tiempo en la calle requieren más cuidados que los otros.

Esperamos que te haya servido de ayuda los consejos para bañar a tu gato. Si necesitas hacer cualquier consulta sobre tu mascota no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Te esperamos en Hospital Veterinario AniCura Constitución!