Ahora que se acercan las altas temperaturas tenemos que extremar la vigilancia para que nuestras mascotas no sean afectadas por esta, en ocasiones, mortal enfermedad.

Puede afectar tanto a perros como a gatos y otros animales domésticos y es producida por un aumento de temperatura corporal debido a:

  • Ejercicio excesivo
  • Temperatura ambiente elevada
  • Combinación de ambas. Por ejemplo cuando un perro intenta salir de un coche expuesto al sol.

Síntomas del golpe de calor en perros

Puede comenzar a aparecer cuando la temperatura ambiente es superior a 32 grados y es más común en animales que en humanos ya que nosotros transpiramos por la piel pero ellos solo sudan  a través de las almohadillas, razón por la cual no pueden controlar tan bien su temperatura.

Los síntomas comienzan con una aceleración de la respiración, respiran con la boca abierta y babean. Si les miramos dentro de la boca veremos que han pasado del color rosa al rojo-marrón. Si sigue progresando pueden llegar a convulsionar, desmayarse, vomitar  o eliminar heces con sangre.

Si han tenido un historial previo de ejercicio o haber estado en un sitio caluroso, es fácil detectar el aumento de la temperatura simplemente tocándoles la piel, pero si les ponemos el termómetro en el ano detectaremos una temperatura normalmente muy superior a 39C.

Para detectar un inicio de golpe de calor en un perro debemos estar atentos a:

  • Aumento de la temperatura corporal. Por encima de los 39 grados.
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Cambio de color de la boca
  • Vómitos frecuentes
  • Sed extrema

Si estos síntomas no han sido controlados y la situación empeora, se pueden llegar a producir:

  • Dificultad para respirar
  • Convulsiones y temblores musculares
  • Desmayos
  • Mareos
  • Sangre en las heces

Si estás viendo que tu perro presenta alguno de estos síntomas, te recomendamos que llames inmediatamente a un veterinario de urgencia o que lo lleves al hospital o clínica veterinaria para que lo atiendan profesionales

Llamar a un veterinario en Valencia

¿Qué hacer ante un golpe de calor de tu perro?

Lo primero, acudir al veterinario lo más rápido posible. El golpe de calor genera una serie de reacciones en el organismo que terminar en fallo conjunto de todos los órganos (riñones, hígado, intestino, pulmones, cerebro y corazón). Pero mientras podemos ayudarle de la siguiente manera:

  • Sacarlo de la fuente de calor
  • Mojarlo entero con agua templada (no fría ya que disminuye el riego sanguíneo en la piel) y airear la piel con lo que tengamos a mano: ventilador, abanico, periódico. Si vamos en coche poner el aire acondicionado o mantener las ventanillas abiertas.
  • No hacerlo andar
  • Ofrecerle agua fría en pequeñas cantidades
  • Masajear al animal para favorecer la circulación de la sangre.

También hay una serie de acciones que debemos evitar bajo cualquier circunstancia:

  • Nunca debemos tapar al animal con toallas u otro tipo de material.
  • Nunca utilizar agua helada para bajar la temperatura. Podríamos producir daños en el organismo
  • Controlar su temperatura corporal para que esté en torno a los 39 grados, nunca inferior.

Cómo prevenir un golpe de calor en un perro

Pero mucho más importante que el cuidado de un animal afectado por un golpe de calor, es la prevención para no tener que llegar a estos extremos:

  • Proporcionarles siempre una fuente de agua fresca
  • Que tengan zonas de sombra donde cobijarse
  • Sacarlos a pasear en horas de menos calor
  • No dejarlos dentro de un vehículo al sol. Si lo tenemos que dejar vigilar que el coche esté a la sombra y dejarle las ventanillas bajadas para que el aire circule.
  • Existen chalecos refrigerantes para perros para los días de altas temperaturas. Si estáis interesados contactad con la tienda de nuestro hospital veterinario.

Y recordad, el mejor tratamiento es siempre la prevención.