Alimentar a tu gato con comida húmeda para gatos ayuda a mantenerlo saludable. Es importante saber esto para poder alimentarlo de la mejor manera y que se encuentre sano y con mucha energía. Todos queremos lo mejor para nuestras mascotas y por ello te vamos a contar las ventajas de incluir la comida húmeda para gatos en su dieta.

Es importante saber que nuestros gatos están acostumbrados a beber poca cantidad de agua al día. Es algo normal en ellos pero debemos hacer lo posible para hidratarlo de otras formas. Los gatos se han ido adaptado a obtener la hidratación necesaria de las presas que cazan, reduciendo la necesidad de obtener agua mediante la bebida. No podemos olvidar que nuestros gatos son felinos y tienen instintos de cazar, acechar y buscar.

Al igual que para todos los seres vivos, el agua es esencial para su salud ya que es necesaria en muchas funciones fisiológicas y es el medio de excreción de desechos metabólicos como es la orina. Dándose además los procesos metabólicos del organismo de tu mascota.

Cómo hemos dicho anteriormente, los gatos no suelen hidratarse mucho a través de la bebida. Es por ello que debemos incluir la comida húmeda para gatos en su dieta para poder proporcionarle la hidratación necesaria. Encontramos gran variedad de beneficios de la comida húmeda para gatos.

Incluir este tipo de alimentación en su dieta, aumenta su ingesta hídrica traduciéndose en un mayor contenido de agua en su organismo. Como hemos mencionado anteriormente, la falta de hidratación se relaciona con un mayor riesgo de varias alteraciones en su organismo. En el caso de los gatos, una de las alteraciones más comunes está relacionada con las alteraciones urinarias.

Beneficios de la comida húmeda para gatos

  • Al igual que ocurre con las personas, una de las principales herramientas clínicas en los gatos es el manejo dietético. Dentro de este lo más importante para cualquier alteración urinaria es la disminución de la densidad urinaria. Cuando el gato tiene la orina más diluida, encontramos un menor riesgo de urolitiasis, independientemente del tipo de cálculo.
  • Hidratar de manera correcta a tu mascota con comida húmeda para gatos es beneficioso para el manejo de la pérdida de peso. La comida húmeda para gatos aumenta el volumen de la ración sin aumentar el aporte de calorías controlando de esta manera su peso. El alimento seco para gatos contiene menos agua, lo que hace que sea más concentrado en calorías y provocando aumentar su peso de manera constante.
  • La comida húmeda para gatos facilita la alimentación de manera más racionada y controlada de tu mascota. Solemos sobrealimentar con pienso seco ya que es posible dejarlo todo el día en el recipiente. Esto se debe a su densidad energética alta. Esto hace que solamos ponerles menos cantidad y de forma más precisa pensando siempre en su salud.
  • Otro aspecto a resaltar es su efecto saciante. Su alto contenido en agua, hace que la comida húmeda para gatos llene de manera más rápida y no coma de más, reduciendo que coma de manera voluntaria. Un estudio ha demostrado que los gatos comen un 25% menos con la comida húmeda para gatos permitiendo controlar su peso y pensando siempre en la salud de tu mascota. En este estudio, se demostró que estos gatos perdieron peso de forma significativa durante las siguientes semanas.

Hospital Veterinario Anicura

Los gatos domésticos siempre se han alimentado a base de comida húmeda. La dieta de los gatos siempre se ha basado en carnes, pescados y en algunos casos pájaros o roedores que cazaban en los alrededores.

Para acertar a la hora de elegir la comida húmeda para gatos, aconsejamos seguir estas cuatro normas para su correcto desarrollo y alimentarlos de manera correcta:

  • El ingrediente principal debe ser carne o pescado. Es importante saber que nunca debe contener derivados animales ni siquiera como ingredientes secundarios.
  • El contenido en agua debe estar entre un 60% y un 85%. El resto debería ser proteína.
  • Los minerales añadidos no son necesarios si contiene carne o pescado como ingrediente principal.
  • Evita aromatizantes, potenciadores del sabor, conservantes o gluten.